Por Maria Hernando

17 Marzo, 2016

0 Comentarios

CHARLIE CHAMPAGNE. COCINA VANGUARDISTA EN UNA CUEVA DE LA LATINA

El restaurante Charlie Champagne estrena nueva carta. No lleva ni tres años abierto pero ya quiere sorprender de nuevo al público con nuevos platos de su cocina de diseño, en la que ha sabido combinar  lo tradicional y lo castizo, con toques vanguardistas. Enclavado en una cueva en pleno corazón de La Latina Charlie Champagne está comandado por el chef Carlos Durán quien ha querido apostar en esta ocasión por las carnes ibéricas y los caldos de cuchara sin renunciar a sus clásicos como son los Huevos de Corral a baja temperatura o las Croquetas de queso de cabra con miel, dos imprescindibles que pude volver a degustar y que son obligatorios que pidáis.

Huevo Trufado Charlie Champagne

Huevo Trufado Charlie Champagne

Y claro, haciendo honor al nombre del restaurante no podemos olvidar hablar de su amplia variedad de Champagnes que tienen y que hacen que tu paso por La Latina sea aún más glamouroso si cabe.  De hecho, puedes disfrutar de una copa de buen champagne a partir de 7 euros o pedir una botella que van desde los 24  a los 80 euros. Pero si hay dos platos de la nueva carta que reflejan la esencia “canalla” de Carlos Durán y que me dejaron boquiabierta fueron el Tiradito de Pez Mantequilla, curry rojo y huevos de pez volador y el Carpaccio de Presa Ibércia, crocant de pan de ajo y shimegis que son pequeñas setas comestibles del Norte de Asia. El Tiradito es simplemente una explosión de color, texturas y sabor, con toques cítricos, que hacen que este plato se te quede grabado en la memoria gastronómica para siempre; al igual que el Carpaccio, en el que se nota la fuerte apuesta que ha hecho Carlos para darle un protagonismo especial a la carne, y que viene acompañada con unas pequeñas perlas de mayonesa de ajo y guindillas que hace que el plato sea redondo.

Tiradito de Pez Mantequilla Charlie Champagne

Tiradito de Pez Mantequilla Charlie Champagne

Como colofón final, un postre sorprendente, muy fresquito, de esos que ayudan a que la comida se digiera mucho mejor, que es un Helado de Leche Merengada con salsa de menta, eucalipto, pepino y lechuga. Un postre ideal para poner un gran punto y final a la visita a Charlie Champagne en la que el ticket medio por persona es aproximadamente de 35 euros, con platos que van desde los 12 a los 20 euros. También existe la opción de degustación de menús por 25 y 40 euros incluyendo champagne, en el que se pueden degustar 5 tapas de la carta. Ya sabéis, si queréis sorprender a alguien y disfrutar de unos platos ricos, creativos y con un punto canalla en La Latina, no dudéis en adentraros en la cueva de Charlie Champagne porque no va a dejar indiferente a nadie.

 

Si te ha gustado, compártelo

Restaurantes