Por Mesade2

25 Noviembre, 2016

1 Comentario

LAVERÓNICA. SU ÓPERA BRUNCH ANIMA EL BARRIO DE LAS LETRAS

Ópera Brunch es la nueva y original propuesta del restaurante Laverónica en pleno barrio de Las Letras. Ricos platos, y excepcional servicio al son de la ópera para hacerte más agradables las mañanas de los fines de semana en Madrid

Hacía tiempo que un brunch no nos gustaba tanto como el de Laverónica. No sólo por sus deliciosos platos que lo conforman y su amable servicio sino también por el ambiente de relax que se respira.  Unos ingredientes que hacen que el Ópera Brunch sea tan grandioso como la música que lo adereza a través de su hilo musical y ameniza nuestros oídos mientras degustamos las delicias con las que nos sorprenden.

Restaurante Laverónica

Restaurante Laverónica

Un brunch que su alegre dueña, Mariana Gyalui, ha querido representar en cinco actos, como la ópera de Tristan e Isolda.  Esa alegría de Mariana se contagia en la decoración de Laverónica, un local moderno, acogedor y muy colorido que lo convierten en el mejor escenario para disfrutar de este Ópera Brunch. Empezamos a disfrutar de esta experiencia desde la Obertura a base de panes del día, bollería variada, entre la que destaca un increíble croissant calentito de mantequilla, y unos riquísimos huevos benedictinos con una salsa holandesa y una base hecha de Muffin inglés casero de diez. Si no te apetece este plato, que obviamente te lo recomendamos, puedes optar por una tortilla francesa.  El Primer Acto continúa con un delicioso salmón marinado acompañado con riquísimo guacamole casero, tapenade, hinojo y cebolla roja y una ensalada césar.

Continuamos el festín con el Segundo Acto formado por una carrillera de cerdo al vino y un arroz meloso con trigueros, boletus y confit de pato, cremoso y rico donde los haya.

Como en toda buena Ópera llega el merecido descanso, especialmente cuando te está gustando tanto que quieres seguir y que no acabe nunca.  Arrancamos de nuevo con el Tercer Acto, el más complicado ya que tienes que decantarte o por la carne especiada o por la hamburguesita, marca de la casa. Nosotros optamos por la segunda opción y no defraudó.

Salmón marinado con aguacate, tapenade, hinojo y cebolla roja

Salmón marinado con aguacate, tapenade, hinojo y cebolla roja

El broche final del Ópera Brunch llega con el surtido de postres tradicional de La Verónica (Lemon Pie, Brownie o Tarta Maruja de chocolate blanco y negro)

Acabado el Cuarto Acto, la gente se levanta y aplaude poniendo punto y final a este gran espectáculo gastronómico. Un festín que sólo podía darse en el barrio de Las Letras, epicentro de la cultura y la literatura de Madrid en donde pasearon grandes literatos como Lope de Vega o Calderón de la Barca entre otros y que ahora poseen calles con sus nombres que los recuerda.

Un planazo para el domingo que te levantas tarde y con hambre después de la jarana del sábado. Un plan en el que no sabes si desayunas, comes o meriendas pero en el que te aseguramos que vas a disfrutar de lo lindo al son de la ópera, sin prisas pero sin pausa. Ideal para recuperarte, ya que además te reciben en la mesa con dos zumitos détox recién exprimidos.

El Ópera Brunch está disponible tanto los sábados como los domingos. Por si no os atrevéis con la fórmula completa, o madrugáis y no queréis esperar, podéis hacer la mitad del brunch a partir de las 11.30 y hasta las 13.30 por 18 euros. Si por el contrario vais con hambre el brunch completo es de 13.30 a 15.30 y cuesta 30 euros.

Si te ha gustado, compártelo

Restaurantes