Por Mesade2

13 Julio, 2016

0 Comentarios

RESTAURANTE GALA. UN CLÁSICO RENOVADO DE MADRID

Restaurante Gala

Seguro que más de uno ya lo conoce. Hoy os queremos acercar a Gala (si no lo conocéis estáis tardando) uno de los restaurantes más clásicos de Madrid con casi 30 años de historia ubicado en el castizo barrio de Chamberí, una de las cunas gastronómicas actuales de la capital.

Gala es un restaurante que despunta especialmente por la calidad en la materia prima que utiliza en sus creaciones. Un sitio ideal para disfrutar de una magnífica comida en pareja y con la familia. Un restaurante que nació siendo pionero, tanto por su decoración como por los platos modernos que por entonces allí se servían hace casi ya tres décadas, y que quiere mantener su esencia pero sorprendiendo al comensal para seguir ilusionándole y enganchándole a volver.

Restaurante Gala Madrid Anchoa con Tartar de tomate

Restaurante Gala Madrid Anchoa con Tartar de tomate

No esperéis encontraros con un local de moda, sí un restaurante coqueto y discreto.  Y es que Gala es un restaurante pequeño pero acogedor, con un toque muy íntimo, a la antigua usanza, con capacidad para aproximadamente 12 mesas. Mención aparte merece su salón privado para almuerzos o cenas de grupo que es ideal ya que se encuentra la bodega acristalada en su interior. El local, con bastante amplitud entre las mesas a pesar de ser pequeño, cuenta con una decoración muy pulcra y elegante en tonos blancos y grises que contrastan con el color rojo pasión que aportan los vasos y las flores.

Restaurante Gala Madrid Ravioli de Pulpo

Restaurante Gala Madrid Ravioli de Pulpo

La carta es bastante variada sin llegar a ser muy extensa, asegurando así una materia prima de calidad siempre fresca que varía estacionalmente, aunque sus clásicos siempre permanecen fijos. Ofrecen una cocina tradicional de mercado con l toques  de renovación que la aportan originalidad. Una carta con posibilidad de pedir medias raciones y Menús Degustación (entre 30 y 35 euros) que cambian cada mes según la disponibilidad de los productos.

Nosotros nos decantamos por pedir el Menú Degustación, un viaje en toda regla por el corazón y la esencia de Gala. El Menú incluye dos Caprichos Gourmet de la carta que estaban buenísimos. El primero fue la Anchoa de Santoña con tartar de tomate, un bocado muy fresquito para el verano, y después un Ravioli crujiente de pulpo con curry rojo y yakitori, una forma muy sorprendente de comer pulpo con un toque picante que le hace convertirse en un plato redondo.

Restaurante Gala Tataki de Atún

Restaurante Gala Tataki de Atún

De Entrante pudimos disfrutar de un delicioso Salmorejo con helado de manzana a la canela. Muy creativo, en el que te sirven el plato con el helado y van vertiendo poco a poco el salmorejo en el plato creando un gran contraste de texturas. Riquísimo y sorprendente En la parte de Pescados, probamos Tataki de atún rojo con huevas de tobiko y pipirrana de miso acompañado con guarnición de algas wakame y pimientos amarillos. Un gran ejemplo de la tradición renovada de Gala. En el apartado de Carnes nos plantaron uno de sus platos estrella como es el Solomillo al aroma de Mencía

No puede faltar un plato de Carne en este tipo de menús y el solomillo que nos trajeron lo bordan. En los Dulces, un ligero y delicioso Aire de cerezas, fue el postre ideal para rematar este gran Menú Degustación que representa la esencia del restaurante Gala. El ticket medio por persona ronda los 40 euros. Date un viaje por este restaurante que en nada celebra sus 30 primaveras y sigue tan espléndido como siempre.

 

Si te ha gustado, compártelo

Restaurantes