Por Maria Hernando

17 Marzo, 2015

1 Comentario

TEPIC. LOS MEJORES TACOS AL PASTOR DE MADRID

Conocimos la cocina mejicana de Tepic en el Madreat, un evento de comida callejera que se celebra el tercer fin de semana de cada mes en los bajos de Azca (Metro Nuevos Ministerios), y nos quedamos con ganas de más.

TEPIC en MadrEat

TEPIC en MadrEat

En esa ocasión, su chef Ángel Rodríguez, nos preparó unos Tacos al Pastor -carne adobada, cilantro, piña y cebolla- elaborados en un “trompo”, como lo llamó él, y que de hecho fue lo que nos llamó más la atención. Ángel nos narró que este plato se prepara de forma similar a los asados en kebab ya que se colocan las carnes formando una especie de “trompo“ y se va cortando la carne de arriba abajo para elaborar los tacos. También nos contó que la carne que utiliza es una mezcla especial cuyos ingredientes no quiso desvelar, y damos fé de lo especial que es porque de hecho han sido los mejores Tacos al Pastor que hemos comido, y hemos comido muchos. Por eso @mesadedos quisimos ir a su restaurante, en pleno barrio de Chueca, para probar más exquisiteces mejicanas.

Tacos al Pastor

Tacos al Pastor

Fuimos un domingo con más amigos y menos mal que reservamos porque el restaurante es pequeño y se llenó. El local está bien aprovechado, tanto que quizás algunas mesas estén un poco juntas, la decoración es bastante moderna, de hecho nos la imaginábamos más tradicional en consonancia con sus platos tradicionales, y la iluminación algo escasa y colorida en tonos rojos. Los camareros son muy atentos y te explican, si hace falta diez veces, cada plato, lo que se agradece.

Se puede elegir entre los platos de la carta o un Menú Degustación por 25 euros bastante completo que incluía dos entrantes, dos primeros y un segundo a elegir entre dos tipos de tacos, bebidas aparte. Nosotros optamos por la carta ya que fuimos con una gran amiga que trabaja entre Madrid y Méjico y le apetecía comer Cochinita Pibil, en Tepic son los Panuchos Yucatecos, y Ceviche, que en la carta es el Aguachile de Camarón.

 

Los Panuchos Yucatecos venían en seis “gorditas” de maíz rellenas de frijol negro y cochinita pibil guisada en achiote –condimento del Yucatán- acompañados de cebolla morada. Por su parte el Aguachile de Camarón consiste en gambas maceradas en zumo de lima acompañada de pepino, cebolla, cilantro y aguacate, servido en una original y gigante concha. Los dos platos buenísimos, muy recomendables y con el visto bueno de nuestra amiga. También pedimos de entrante, junto con estos dos platos, los Totopos Tepic, doraditas tortitas de maíz con chorizo, crema de frijol, gratinados y aderezados con salsa de la casa y pico de gallo. Para nuestro gusto le faltaba el Guacamole asique lo pedimos aparte, nos lo pusieron por encima de los totopos, y nos lo cobraron como si fuera otro entrante. Lo digo por si a alguno le sucede lo mismo que a nosotros.

Aguachile de Camarón.

Aguachile de Camarón.

Para los platos principales fuimos nosotros los que dijimos (y exigimos) que no podían faltar los Tacos al Pastor, que estuvieron igual de ricos que cuando los probamos y que se sirven con los tacos en una cajita para mantenerlos calientes y con la guarnición de piña, cilantro y cebolla para que uno se ponga lo que quiera. Y el Alambre con Queso, donde puedes elegir el tipo de carne (pollo, ternera, pastor y chuleta), nosotros nos decantamos por la ternera, con cebolla, pimienta, bacon, y gratinados a la plancha con queso. También muy buenos.

Algo que nos gustó mucho es que las salsas se pusieran aparte para que cada uno pudiera servírselas en función de su gusto y su tolerancia al picante, además la camarera que nos atendió nos recomendó cual era la más adecuada para cada plato.

Crepas de Cajeta, Pastel Tres Leches y Pastel de Elote

Crepas de Cajeta, Pastel Tres Leches y Pastel de Elote

Para terminar nos dejamos recomendar y nos trajeron los tres postres más típicos del local: crepas de cajeta, rellenos de una crema similar al dulce de leche pero realizada con leche de cabra, el maravilloso y jugoso Pastel Tres leches, delicioso, y el Pastel de Elote (o pastel de maíz) que es un típico bizcocho de color amarillo dulce ya que se realiza con leche condensada.

Tepic es Méjico en estado puro y no nos defraudó su cocina de auténticas recetas tradicionales. Cada comensal salimos por 25 euros incluidas las cervezas mejicanas por las que nos decantamos que fueron la Negra Modelo y la Modelo Especial.

Por sus baños les conoceréis… El baño de Tepic es un baño muy colorido en tonos rosados, naranjas y verdes, lo que le da un toque muy moderno y alegre. Tiene una foto de unas guindillas que te evocan la cocina mejicana y hace que te entre más hambre de con el que entras. Nos encanta su decoración. Los baños de los chicos y las chicas están juntos, separados cada uno por una puerta, pero comparten lavabo. A nosotros nos gustan más los baños de hombres y mujeres con algo más de separación por cuestión de intimidad. Y dos recomendaciones: quizás deben limpiarlos más a menudo porque el suelo que han elegido es poco agradecido y se notan las manchas y deberían reparar algunos desperfectos de los mismos, por ejemplo, en el baño de chicas estaba descolgada la carcasa del papel.

Si te ha gustado, compártelo

Restaurantes