Por Mesade2

2 Noviembre, 2014

1 Comentario

EL HORNO DE PAPA GUILLERMO. UN DULCE ORIGINAL Y EMOTIVO

El horno de Papa Guillermo

 

En el distrito de Arganzuela nos encontramos con un escaparate que cuando pasamos por la acera de la calle Toledo nos llama la atención y nos hace pararnos delante de su llamativo escaparate. En este podemos ver tartas decoradas con fondant, glaces y buttercream, bollería hecha del mismo día, galletas, cupcakes y diverso material de cocina y decorativo para poder hacer repostería en casa.

El horno de Papa Guillermo

He descubierto una empresa familiar, artesanal con su propio obrador, con recetas que se han heredado del que da el nombre a esta empresa, una sensación de que cada cosa que realizan, que bien podríamos llamar obras de arte, se hace pensando en que el mentor de esta empresa estaría orgulloso de cada sonrisa que provocan cada galleta, cada tarta a niños y mayores. Cuidan mucho la materia prima con la que trabajan y en mi propio paladar he degustado que son diferentes al resto de empresas que conozco en este sector. No son sólo muy originales y bonitas, lo mejor es lo buenísimas que están sus tartas.

Papa Guillermo (@elhornodepapagu), Guillermo Rull Torres, es el que inició por la década de los 50 en su pueblo natal allá en Linares (Jaén), la pasión por la repostería que compartía con su familia pero él se destaco en la parte decorativa. Nos cuenta su hija Encarnación Rull, a quien todos sus amigos y clientes conocen como Nani, que su padre fue un innovador y como todos los genios un incomprendido de su época cuando realizaba algunas de sus creaciones , como el merenge llamado chiquichoco, hace ya más de 60 años. Papa Guillermo fue uno de los primeros que empezaron a usar el Fondant en nuestro país. El decoraba las tartas como nadie lo hacía en esa época. Encargaba sus maquinas en Alemania, era suscriptor de muchas revistas extranjeras de repostería y acudía a todas las ferias que se hacían en el sector. Abrió la Cafetería Viena en Linares y dio a conocer el pueblo al resto de España, contando por ejemplo con la visita del célebre guitarrista Andrés Segovia, oriundo también de Linares, a quien regalo una guitarra hecha de azúcar a tamaño real.

papa_guillermo_08

Cuando Papa Guillermo nos abandona en el año 2.000, Nani que estaba en la industria vinícola, se decide después de realizar la tarta de la boda de su hija el poder continuar con la herencia dejada por su padre animada por la gran afición de su marido por la repostería. Cuando en el bautizo de su nieta empiezan a buscar la receta de la pasta de azúcar como se hacía hace décadas, descubrieron el olor que acompañaba a su padre que ya no estaba entre ellos.

Años más tarde nace en Diciembre de 2011 EL HORNO DE PAPA GUILLERMO. ¿Qué podemos encontrar en este horno? Personalmente opino que una tarta fondant debe ser bonita pero también es importante que esté buena. En el Horno de Papa Guillermo puedes encontrar ese binomio que tan complicado es de encontrar. Se nota que su nata, su dulce de leche o cualquier otra composición son naturales y de calidad suprema. No reparan en costes para poder dar un producto inmejorable, como Papa Guillermo lo haría. Pero no sólo podemos encontrar tartas para una ocasión especial. En el día a día elaboran bollería siempre fieles a la receta de Guillermo. No dejéis de probar los “guillermitos”, una obra culinaria homenaje que nos regala un hojaldre relleno con crema pastelera artesanal que podéis pedir para llevar y os lo harán en el momento. Porque aquí se hace todo en el momento, no hay nada que esté hecho de diás, todo se fabrica bajo petición.

El horno de Papa Guillermo

Ahora que llegan las Navidades no dejéis de probar sus roscones. Los podéis pedir de varios rellenos como nata, trufa, cabello de ángel o crema pastelera entre otros.

Quien busque algo único, rico y artesanal este es su horno. No vamos a encontrar un coste de pastelería habitual pero podemos encontrar tartas normales desde 12 euros, con una diferencia única que invito a probar, para saber que a veces merece la pena pagar por la calidad.

Yo sin duda volveré a pensar en el Horno de Papa Guillermo cuando llegue un cumpleaños o algún momento especial y quiera sorprender a alguien con una tarta rica y espectacular porque lo imposible es posible en esta casa y allí estarán Raquel y Nani para atenderos personalmente. Los artistas son así.

 

El Horno de Papá Guillermo

Calle Toledo 171, Madrid

www.elhornodepapaguillermo.es

Si te ha gustado, compártelo

Gourmet