Por Iván Martín

6 Mayo, 2015

2 Comentarios

GRIMBERGEN. EL RENACER DEL SABOR

El pasado 29 de Abril tuvimos la suerte de asistir en el Palacio de Conde Duque, a “El Renacer de Grimbergen”. Para los que no conozcáis esta cerveza, nosotros somos muy fan desde hace años que tuvimos la oportunidad de probarla en su país de origen, Bélgica, os contamos algo sobre ella.

Grimbergen es una cerveza de Abadía, con 3 variedades principales que podemos degustar en cualquier época del año. Pertenece al Grupo Mahou – San Miguel y es el líder en cervezas de abadía y trigo en España. Podemos ver que tanto la cerveza como la Abadía comparten el mismo símbolo como logo, el Fénix.

Las 3 variedades de GRIMBERGEN: Blanche. Double y Blonde

Las 3 variedades de GRIMBERGEN: Blanche. Double y Blonde

La Abadía de Grimbergen nació en 1128 siendo la Abadía norbertina con funcionalidad más antigua del mundo. A los 10 años de su construcción, por causa de una guerra civil entre los nobles de la zona tiene lugar la primera de sus tres destrucciones a lo largo de la historia. En 1566 el conflicto entre cristianos y protestantes da lugar a que la abadía sufra la segunda de sus tragedias, quedo reducida a cenizas. Y con la Revolución Francesa, en S.XVIII, se vuelve a destrozar la Abadía siendo utilizadas sus piedras para la construcción de casas en Bruselas.

Actualmente la Abadía es una comunidad formada por unas 20 personas y un porcentaje de los beneficios se destinan a la Abadía por lo que son económicamente independientes y socialmente activa.

En Madrid, a pesar de estar a 1600 kilómetros de la abadía donde nació esta cerveza, en concreto a 20 Km. de Bruselas, pudimos sentirnos gracias a la puesta en escena como si estuviéramos allí. Esto sobre todo se produjo gracias a la presencia del Padre Karel y el Abad Erik que nos hicieron viajar avivando nuestra imaginación, sacarnos de la rutina diaria, haciéndonos revivir junto al sabor de las diferentes variedades de la marca el sentir algo diferente, algo que puedes compartir con los principales momentos de tu vida. Y esto se explica porque al beber una Grimbergen, hay una para cada persona según sea tu carácter, experimentas una sensación diferente y especial, por encima de las cervezas que solemos beber.

Gabriel Villalobos en plena cata

Gabriel Villalobos en plena cata

Para la cata tuvimos la suerte de contar con un gran sumiller de la cerveza como Gabriel Villalobos que nos dio detalle de las tres cervezas que degustamos perfectamente maridadas.

  • BLONDE; (6,7) Es una cerveza suave con matices complejos, sabores a fruta madura y notas de clavo. Podemos apreciar una espuma densa y abundante, muy persistente. En nariz tiene un olor a fruta (Piña), a clavo, miel, regaliz y a lúpulo. En boca esta Ale deja sabores agridulces procedentes de aromas de regaliz, piña, albaricoque y ciruelas. Perfecto maridaje que nos dieron con un rico pastel marroquí.
  • DOUBLE – AMBREE; (6,5) Es más auténtica por su sabor oscura. Hay una teoría popular equivocada que comenta que su nombre se debe a una doble fermentación y no es así, aunque tenga doble fermentación. La realidad es que la gente cuando las probaba decía que eran doblemente buenas, por su sabor y porque las abadías estaban exentas de pagar impuestos en la Edad Media. Se dice que es una cerveza más de invierno. Es rica en caramelo, regaliz y frutas maduras. Su espuma es densa, con color crema/café único. En boca la Double proporciona una sensación equilibrada de agradable amargor y un persistente sabor a malta y regaliz. Las notas caramelo aportan al sabor un ligero toque que recuerda a pasas. Nuestra favorita sin duda. Perfectamente maridad con un Rosbeef con parmesano.
  • BLANCHE; (6,0) Cerveza de trigo ideal por su frescura para el verano. Su espuma es suave, con finas burbujas y un color amarillento. Aromas cítricos, a clavo, a cilantro, a cereales, a plátano e incluso a vainilla definen el olor de esta cerveza tan sabrosa. En boca es muy refrescante con notas acidas. La maridamos con un langostino en salsa romescu.

Después de acabar la cata, el padre Karel y el Abad Erik nos llevaron a una biblioteca donde mágicamente se abrío una pared-librería, como en las mejores películas de misterio, donde tras una cortina de humo, estaban coronando las 3 variedades de Grimbergen en sus respectivas urnas. Pudimos disfrutar de una gran catering de “Samantha de España” y de cerveza de grifo de todas sus variedades. No se me ocurre combinación mejor.

Aún dudas de experimentar una experiencia que te hará sentir completamente vivo? Yo no tengo dudas en absoluto, bueno si, cuál será la elegida para este momento GRIMBERGEN.

RENACERDEGRIMBERGEN

RENACERDEGRIMBERGEN

RENACERDEGRIMBERGEN

 

#RenacerDeGrimbergen

Si te ha gustado, compártelo

Eventos Pop Up