Por Maria Hernando

24 Octubre, 2016

0 Comentarios

HOTEL SPA NIWA. RELAX EN EL CORAZÓN DE LA ALCARRIA

El hotel spa Niwa es sinónimo de paz, descanso y el relax. A tan sólo a una hora de Madrid, y en pleno corazón de la Alcarria, podrás disfrutar de verdaderos masajes orientales en un entorno privilegiado.

En Brihuega (Guadalajara), a tan sólo una hora de Madrid se encuentra el hotel spa Niwa, un verdadero remanso de paz, ideal para desconectar del ajetreo semanal de la City. Un hotel con mucho encanto que transmite una filosofía basada en la tranquilidad y la naturaleza.

Niwa, que significa árbol en japonés, es un hotel con encanto, pequeñito y acogedor, ideal para relajarse en pareja. Un espacio moderno con un diseño innovador que combina, tanto en el interior como en el exterior del edificio, tonos y matices que permiten jugar con colores antagónicos, como son el blanco y el negro, y proyectando sensaciones y energías positivas a los que visitamos Niwa por primera vez. Es un sitio lleno de pequeños detalles que hacen que disfrutes a cada paso que das de tu estancia.

niwa spa

En cuanto cruzamos la puerta de Niwa sabíamos que la experiencia iba a ser inmemorable. Ideal su salón con chimenea, un lugar de ensueño para las tardes de otoño que se acercan. Su salón y su comedor con amplias cristaleras le dan una amplitud y una luminosidad que te permiten disfrutar de un buen libro o una revista hasta bien entrada la tarde, cuando empieza a irse la luz. Dos espacios que conectan directamente con el jardín exterior donde pudimos disfrutar de una grata cabezadita antes de la sesión de spa con masaje que nos dimos para desconectar un ratito del mundo.

El spa, aunque es pequeñito, cuenta con tres piscinas, una normal para nadar y tonificar los músculos con los chorros que te hacen ir a contracorriente, otra termal con chorros subacuáticos y una más pequeña tonificante con agua a 10 grados. También tiene una sauna filandesa, un baño turco y una ducha escocesa. Lo probamos todo, salimos como garbanzos.

Y qué mejor broche de oro que acabar con alguno de sus masajes orientales de entre 27 y 70 euros que dan varias especialistas. Optamos por un masaje combinado shiatsu-sueco que acaba aplicando aceites corporales que ayuda a liberar tensiones provocadas del strees y un masaje hilot utilizado en la medicina tradicional oriental. Un masaje muy original que se inicia cubriendo el cuerpo con aceite de coco virgen y hojas de plátano caliente para aflojar los músculos y nutrir la piel. Con los palillos de ratón o bambú se hace una acupresión en los pies como forma de acceder al sistema inmunológico de cuerpo entero a través de las plantas de los pies. Avisamos que este masaje puede llegar a ser un poco doloroso si tienes mucha sensibilidad en los pies.

niwa spa

Tras acabar nuestra sesión de relax mental y corporal, el estómago nos empezó a rugir y decidimos picar algo en el hotel. Niwa tiene una pequeña carta con ensaladas, baguettes y platos ligeros que te ayudan a lograr una total desintoxicación e irte a la cama plácidamente a descansar.

Dos días de ensueño en Niwa que nos han encantado, hotel al que sin duda volveremos ya que Niwa spa ofrece un entorno, unos masajes y un equipo humano “iNIWAalable”.

Si te ha gustado, compártelo

Escapadas