Por Mesade2

12 Abril, 2016

0 Comentarios

BAÑO LA CASITA DEL PRADAL

El baño de La Casita del Pradal está detrás de unas puertas de color roble tras unos distintivos de sexos muy curiosos representados por dos lienzos dibujados a lápiz  donde se pueden ver parte de 3 rostros de hombres y mujeres cada uno en su lugar. El olor es agradable para los amantes del incienso y algo intenso para los que no estén tan acostumbrados a esta esencia. Testigo del dueño del olor son las barritas de incienso ya consumidas en el portainciensos. Lo primero en lo que te fijas es en los dos senos circulares de mármol marrón veteado sobre una repisa del mismo tono. La grifería es cromada haciendo juego con una jabonera de pared y nos llama la atención el grifo que forma una especie de cascada al dejar caer el agua que da un toque muy original al momento de refrescarse.

Domina una limpieza extrema que es lo mínimo que debemos exigir a un espacio que todo el mundo visitamos cuando vamos a comer y que da confianza con lo que van a poner en la mesa.

En el baño de chicas la estructura es muy diferente al de chicos siendo este alargado con un pasillo largo donde predomina un gran espejo y con paredes con pequeñas baldosas en diferentes tonos de gris y pintura blanca en la parte superior de esta.

Una cosa poco común es que el baño de personas discapacitadas sea tan diferente al resto. Una de las paredes está cubierta con un vinilo azul y blanco que simulan gotas de agua y se combina con otras paredes en azulejo blanco alargado. Nos llama la atención ver el típico espejo circular de aumento extensible que hay en muchos baños domésticos.

Para buscar lo que siempre queremos en los baños de los restaurantes echamos de menos algún detalle decorativo, cómo podemos encontrar en la sala, para que este espacio sea una perfecta continuidad de lo que podemos ver en el resto del local.

Baño La Casita del Pradal

Baño La Casita del Pradal

Baño La Casita del Pradal

Baño La Casita del Pradal

Baño La Casita del Pradal

 

Si te ha gustado, compártelo

Por sus baños ...