Por Mesade2

26 Febrero, 2015

1 Comentario

POZO BAR. EL SITIO QUE BUSCABAS EN EL CENTRO DE MADRID

Caminando por Sol, puro centro de Madrid, siempre hemos tenido la sensación de que nos faltaba algún lugar donde poder disfrutar de algo de calidad, tranquilidad y donde estar cómodos en cualquier momento del día o compañía. Cuando se daba ese momento de necesidad nos teníamos que desplazar a alguna zona cercana, como La Latina o La Plaza Santa Ana, dónde ya conocemos lugares que nos aportan esas características. Por fin esa necesidad ha sido cubierta, hemos conocido un lugar especial, que nunca pensarías en las múltiples posibilidades que ofrece cuando ves su fachada en un pequeño callejón de la Calle del Pozo. Y es que parece que se quiere esconder entre tabernas sin mucho que destacar y locales hechos a medida para los “guiris” que tanto frecuentan esta zona madrileña. En el número 6 de la calle del Pozo podéis encontrar Pozo Bar. Es un lugar con mucha historia, un negocio familiar que ya se acerca a las tres décadas, que ha pasado de padres a hijos y que hoy sus tres socios Raquel Pires, Marcio Ribeiro y José Garcia son los responsables de este lugar, que es de obligado paso si lo que buscas es disfrutar de un buen momento a cualquier hora del día.

Por la mañana puedes disfrutar de una variedad de desayunos bastante completa, desde el tradicional hasta el destinado para los más hambrientos, ya sea dentro del local o en su magnífica terraza, si el tiempo acompaña.

Allí nos recibieron sus socios Raquel y Marcio, que nos explicaron y enseñaron que es Pozo Bar. Se pueden diferenciar tres ambientes claramente. El primero es el restaurante con una serie de mesas donde poder tomarse un café o una cerveza si no es momento de comer o cenar. Más al fondo tenéis una zona más íntima y privada con un chester perfecto para poder degustar una buena copa o un cóctel después del trabajo. Y la joya oculta está en la planta de abajo donde puedes disfrutar de un silo para tener aún más intimidad, ideal para reuniones de amigos o de trabajo que requieran de mayor privacidad.

En el local que retomaron el pasado mes de Septiembre, después de una pausa de 6 años fuera de la dirección familiar, podemos ver que hay una cuidadosa decoración donde puedes encontrar desde varias farolas de calle a una de las cosas que más te puede llamar la atención, que son diferentes muros decorados con cerámica que puso el padre de Raquel hace ya 30 años, y es visible que están como el primer día.

 

Hummus Full con Habas y Pan de Pita

Hummus Full con Habas y Pan de Pita

Estos tres perfectos anfitriones nos prepararon una muestra de algunos de los platos de la mano de su joven y prometedor chef Manuel García (@chefpozobar6, que nos comentan no para de crear nuevos platos para hacer disfrutar al comensal que acierta al entrar en Pozo6 Bar. No dejéis de preguntar por las creaciones del chef fuera de carta.

Comenzamos con Hummus Full con Habas y Pan de Pita. Probablemente la original idea de añadir habitas tiernas con un poco de cebolla pochada hace que sea uno de los mejores Hummus que hemos probado nunca. Nos cuentan que es uno de los platos que más gusta y pide la gente. Continuamos con un plato que aún están estudiando poner en carta, Brochetas de Gambas al Coco.

Brochetas de Gambas al Coco

Brochetas de Gambas al Coco

A destacar el rebozado o cubierta de cada brocheta porque en boca hace que el bocado sea muy sabroso. Sin duda que bajo nuestra recomendación, un plato con esta elaboración tan cuidada y conseguida merece estar en la carta. La siguiente sorpresa fue unos Raviolis de Remolacha, Manzana y Nueces con Salsa de Calabacines. Nos confiesa Raquel que la pasta la importan directamente de Italia y se nota que la suavidad del ravioli es calidad suprema. El relleno de remolacha, que jamás se nos hubiera ocurrido, es todo un acierto y la salsa está perfectamente ligada y combina con la pasta de forma impecable.

Raviolis de Remolacha, Manzana y Nueces con Salsa de Calabacines

Raviolis de Remolacha, Manzana y Nueces con Salsa de Calabacines

Lo siguiente con lo que nos sorprendieron fue con un plato que somos muy exigentes dado nuestro gran afición por este, el Pulpo a la Plancha P6B con Patatas Meneas. Presentado sobre una cama de patatas pudimos saborear un sabor muy intenso que dejaba notar el toque de la plancha sobre el principal ingrediente y lo que más nos llamó la atención fue la textura del pulpo, diferente y muy a tener en cuenta porque consideramos que no es fácil dar la vuelta a un producto con el que ya parece que está todo hecho. Raquel lo sabe, el pulpo en Pozo6 Bar merece ser probado.

Llego el momento de uno de sus atractivos en carta, las elaboradas y originales tostas. Nosotros tuvimos la suerte de degustar dos de ellas. La Tosta de Solomilo con Confitura de Cebolla y la de Pollo con Rúcula y Mermelada de Tomate. Sin entrar en muchos detalles para no estropear la sensación de sabores a experimentar, ambas muy recomendables y sabrosas.

Llegado este momento, ya con el estómago bien lleno de platos muy ricos, tuvieron la delicadeza y acierto de traernos un postre suave como fue el Tronco de Yogur con Fresa, Mango y Kiwi. Impresionante la textura del yogur y lo fácil de digerir llegados a este punto de comer tanto y tan bueno.

Tronco de Yogur con Fresa, Mango y Kiwi

Tronco de Yogur con Fresa, Mango y Kiwi

Cerramos nuestra velada con una copa de GinTonic servida y elaborada por Marcio, que opina que toda copa tiene que ser preparada con un buen complemento sujeto a la botánica que componga la ginebra en cuestión y así lo hace. Si os surgen las ganas de beberos una copa de calidad, hecha con conocimiento y con posibilidad de disfrutarla en un lugar más que agradable, POZO6 BAR es vuestro lugar. Una sola recomendación, quizás la música un poco más baja ayudaría a no tener que levantar la voz en algunos momentos. Nosotros volveremos a probar más de sus creaciones, de su carne espectacular y seguro que este local se llena de éxito en cuanto la gente sepa de él y pueda valorar su calidad.

 

Por sus baños le conoceréis….. Para llegar al baño tienes que bajar a la planta de abajo, cerca del silo privado. Después de identificar tu baño a través de una placa discreta (más alegría chicos) entras en un baño con un algún toque decorativo en el aseo de chicas no presente en el de chicos donde predominan los lavabos de un color blanco puro. Algún ambientador y una pequeña planta hacen de esta primera zona del baño agradable. Les recomendamos que cuiden un poco los detalles de la disponibilidad de toallitas y papel dentro de los urinarios. Es importante que está zona sea supervisada cada cierto tiempo para ver que todo está correcto. Se echa en falta algún toque más moderno en los baños , pero seguro que lo corrigen pronto ya que están en pleno cambio mejorando aún más si cabe cada espacio y cada detalle.

 

Si te ha gustado, compártelo

Restaurantes