Por Mesade2

23 Febrero, 2015

3 Comentarios

SERAFINA. COCINA, BAR Y MUCHO MÁS

Fue un flechazo a primera vista. Conocimos Serafina cuando llevaba dos días abierto, de casualidad: ¡bendita casualidad!. Ya les auguramos un éxito seguro y no nos equivocamos: a día de hoy ya tienen el local lleno a medio día y las noches de “cena y copa” empiezan a ser famosas en este local de moda de cocina mediterránea ubicado en pleno centro de Madrid (Metro Sol).

Foie Casero con Mermelada de Pimientos

Foie Casero con Mermelada de Pimientos

 

Llevan apenas cuatro meses abiertos y acaban de estrenar una nueva carta con platos que han funcionado con sus clientes habituales como son las Croquetas de Carabineros o el Foie casero con Mermelada de Pimientos, dos platos obligados de probar, son de otro mundo, espectaculares. Una nueva carta que trae sorpresas como El Tronco de Atún del Cantábrico con Tomate en Dos Texturas, el Secreto ibérico a baja temperatura en glaseado de tomates confitados o el Tataki de atún con piparrada de pimiento amarillo, otros imprescindibles que también nos sorprendieron.

Se trata de un local muy “chic” y original en el que han sabido crear acogedores espacios gracias a su cuidada decoración con paredes de ladrillo visto, sillas de colores o lámparas minimalistas, entre otros. En Serafina puede surgir cualquier plan ya que en la planta baja encontramos una zona de barra para tomarte un aperitivo, mesas con taburetes altos para tapear así como mesas bajas para comer más reposados, y ya en la planta de arriba se extienden las mesas de comedor y una zona para copas con sofás orejeros y un sofá Chester de piel, la joya de la corona, ubicados frente a una preciosa chimenea. Mesade2 ha probado todos sus espacios (y casi todos sus platos) y nos encantan, cada ambiente es especial dependiendo de lo que buscas en cada momento, se adapta a todo. Solemos ir habitualmente porque nos ha enamorado.

Serafina Cocina

En la última cena de la que disfrutamos ya tenían todas las mesas llenas de gente riéndose y disfrutando a tope de la comida: que si Croquetas de Jamón, que si cazuela de provolone con setas y cebolla confitada, que si cecina de León con aliño de limón y orégano fresco, que si Minicachopos … y así hasta un sinfín de ricos, caseros y creativos platos que en buena compañía saben mucho mejor. Una carta muy variada con entrantes para empezar, carnes, pescados y postres -el precio medio por persona es de 25-30 euros– y que además entre diario ofrece un menú o medio -11 y 8 euros- en el que incorporan desde platos caseros de cuchara como alubias hasta platos creativos como la Pasta Brie con Provolone, entre otros.

Pasta Brie con Provolone

Pasta Brie con Provolone

Y no nos olvidemos de los postres, por favor, no pueden irse sin probar la Tarta de Zanahoria, sorprendente por su textura, diferente a las demás, jugosa y sabrosa con una cobertura de queso que quita el sentido. Y si después de los postres te apetece una copa, las que preparan en Serafina merecen la pena, hay hasta una decena de cocktails así como una carta específica de Gin Tonic-entre 6 y 10 euros- que puedes deleitarlos en la zona de sofás, para nosotros la mejor zona que además debido a su éxito nos han dicho que van a ampliar con algunas butacas más.

Tarta de Zanahoria

Tarta de Zanahoria

Hemos llegado a la conclusión que son tres los secretos del éxito de este local: la calidad y elaboración de sus productos, el servicio cercano que ofrecen y Jesús, uno de los socios de este negocio familiar. Jesús está siempre al pie del cañón, vayas a la hora que vayas, siempre está, con su sonrisa y su amabilidad, dispuesto a que salgas con el mejor sabor de boca de Serafina. De hecho, el nombre de su madre es el que da el nombre al local, lo que hace más evidente que van a hacer que te sientas como en casa. Recomendación: no pierdan de vista a Serafina porque va a dar mucho de qué hablar, y es que madre sólo hay una, y ésta -en pleno centro de Madrid- es única.

Si quieres conocer los baños de Serafina Cocina, pincha aquí.

Si te ha gustado, compártelo

Restaurantes