Por Maria Hernando

20 Abril, 2017

0 Comentarios

CASA DE ARAGÓN. COCINA CON RAÍCES (Y TERRAZA TOP)

Casa de Aragón, que data de 1979 ,se ha renovado para convertirse en un espacio moderno donde se sigue comiendo igual de bien, o incluso mejor. Un restaurante, con una ideal terraza con vistas a la plaza de República Argentina, en el que disfrutarás de la mejor cocina aragonesa y en donde el sabor y los productos de calidad son dos de los grandes protagonistas.

Hacía años que no pisaba el restaurante Casa de Aragón, de hecho, lo había borrado de mi memoria gastronómica, pero tras mi regreso será imposible no acordarse de él. Cuando tenga que recomendar un sitio donde comer bien y pasar un rato agradable ese será Casa de Aragón.

Arroz con Conejo

No sólo recomendaré Casa de Aragón por lo rico que están sus platos, típicos de la cocina aragonesa sino porque su terraza bien merece una ovación sobretodo ahora que llega el buen tiempo con vistas a la Plaza de República Argentina más conocida como la Plaza de los Delfines.

Para lo que no estéis muy familiarizados con la cocina aragonesa, a grandes rasgos, es parecida a la navarra, ya que es una cocina influida por sus vecinos del norte y del este mediterráneo.  Cuenta con muchas huertas de la cuenca del Ebro, por lo que tiene excelentes frutas y verduras. En el sentido, la cocina aragonesa busca resaltar lo mejor de su cosecha: verduras, setas, vegetales, ternascos y vinos, de hecho, la uva garnacha aragonesa es de las más valoradas. Hablamos por lo tanto de una cocina muy cercana, muy de la tierra, donde el producto en sí es uno de los grandes protagonistas y eso es justo lo que encontrarás en Casa de Aragón.

Albóndigas con Boletus y Trufa

De los platos que probé, tengo que recomendaros tres con los que se me saltaron las lágrimas de los ojos de los ricos que estaban: el Arroz con Conejo, un plato muy típico con un potente sabor a campo y a pimentón; las Albóndigas caseras de ternera con boletus y salsa de trufa D.O. Teruel, con un olor y una textura que te enamorarán, y el Pollo al Chilindrón, un clásico de la gastronomía aragonesa, con guiso de tomate, pimiento rojo y ajo.

Para los amantes de las verduras el Cardo a la aragonesa, que se hace con una suave salsa de almendras, es un imprescindible. Aunque también tenéis una amplia variedad de platos verdes como la Olivada artesana aragonesa con tostadas o el Revuelto de Setas, aparte de las ensaladas de la huerta.

No puedo tampoco olvidarme de la Longaniza de Graus con Hummus de alubias, riquísima e ideal para compartir. Un plato que causó sensación entre todos los comensales de manera unánime, al igual que la exquisita Tarta de Queso, yo diría que de las mejores de Madrid, así como su Torrija express Casa de Aragón.

Tarta de Queso

La cocina de la Casa de Aragón abre todos los días de la semana (9:30h-00:00h de lunes a sábado y los domingos hasta las 20h) y entre semana, ofrece un magnífico menú ejecutivo por 12,65 €. El precio medio si pides de carta ronda los 25-30 euros y teniendo en cuenta la calidad de los productos es un precio más que razonable y sino juzgar por vosotros mismos.

Casa de Aragón, ubicado en un uno de los entornos más privilegiados de Madrid como es el barrio de El Viso, es una apuesta segura para ir con la familia o con los amigos y disfrutar de la cocina tradicional. Nosotros volveremos seguro.

Si te ha gustado, compártelo

Restaurantes