Por Iván Martín

4 Mayo, 2016

2 Comentarios

LA BISTROTECA. MUCHO MAS QUE HAMBURGUESAS

La Bistroteca es mucho más que un lugar donde comer buenas hamburguesas. Nosotros conocimos este espacio cuando sólo era un embrión. Después de disfrutar de la cocina del El Buey de Pardiñas, Vanessa San José, la dueña de este templo de la carne, nos contó que tenía un proyecto gastronómico en pleno desarrollo y claro, a nosotros se nos pusieron los ojos como platos. En ese momento, Vanesa nos dio la oportunidad de ver la obra del local de ese ilusionante proyecto que estaba a escasos metros de donde nos encontrábamos. Ahora, meses después hemos podido ver lo que han conseguido Vanessa y su socia, Alexandra Galvis, arquitecta de profesión que ha sabido buscar y plasmar el buen gusto en cada rincón de este local creando entre las dos La Bistroteca.

La Bistroteca se encuentra en pleno barrio de Goya, distrito Salamanca, en el número 7 de la calle Espartinas. Aunque se puede denominar un espacio para el Feel and Eat, donde hay un importante protagonismo de brochetas, perritos y hamburguesas, La Bistroteca ofrece mucho más. La distribución quizás no es la más práctica en cuanto a aprovechamiento de espacio por la orientación de algunas de sus mesas, incluso en alguna zona se nos antoja demasiado cercanas entre ellas pero lo han hecho así para poder crear un ambiente mágico para el cliente,  un lugar ideal para disfrutar con los amigos, con la pareja e incluso con los más pequeños de la casa, gente que tenga curiosidad por conocer realmente lo que es una buena hamburguesa más allá de los locales más comerciales que están creciendo como setas. En lo que se refiere a decoración, el local tiene infinidad de detalles y uno de los que más no llamó la atención es que han conservado el vinilo del anterior local (“Tasca Marina”) consiguiendo integrarlo a la perfección en La Bistroteca. Tampoco podemos olvidarnos de los detalles en madera de las mesas ni de los papeles pintados que han combinado con muy buen gusto en sus paredes, como el de la entrada con maletas, que nos indica que este va a ser un gran viaje gastronómico, o el de los baños, muy mimetizado con el entorno.

El increíble guacamole

El increíble guacamole

Después de surtirnos de una buena cerveza jamonera de La Virgen y sendos vinos de Caraballas, un verdejo ecológico muy fácil de trago, nos decantamos por probar el ya popular Guacamole, muy especial, servido en un gran mortero de piedra, traído desde el mismo México, con lima, cilantro, cebolleta tierna y terminado en mesa. El detalle de que controlen el punto de guacamole y te pregunten si está a tu gusto considero que es un pleno acierto que hace también que el comensal interactúe con el servicio de sala, muy a destacar en nuestra experiencia por su mezcla de corrección y simpatía. Para comer este increíble guacamole te sirven una curiosa combinación de nachos y pequeñas obleas de pan crujiente que unidos al producto se convierten en una experiencia que hay que vivir para entenderla.

Continuamos con unos Rollitos de gambas con Salsa de sésamo y yuzu (lima japonesa). Las gambas salteadas con cebolleta china son muy recomendables pero nos quedamos con ganas de más, indicativo del buen sabor de boca que nos dejó.

Además, La Bistroteca ofrece una selección variada de brochetas muy apetecibles entre las que nos decantamos, como no podría ser de otra forma, por la Brocheta de pulpo a la parrilla con patatas revolconas ecológicas. El sabor muy rico pero el punto de cocción algo durillo acompañado de un puré con un potente sabor muy apropiado para acompañar al pulpo.

Rollitos de gambas con Salsa de sésamo y yuzu

Rollitos de gambas con Salsa de sésamo y yuzu

Brocheta de pulpo a la parrilla

Brocheta de pulpo a la parrilla

Llegado el momento de uno de los grandes productos de La Bistroteca, las hamburguesas. Nos explicaron que los panes, en casi su totalidad de variedades, provienen de Madre Hizo Pan y la carne comparte distribuidor con los restaurantes de El Buey, identidad de una carne de calidad suprema que para nosotros es de lo mejor que hemos probado en Madrid, hablamos de Carne de Discarlux, picada a mano cada mañana en el propio restaurante. Nos dejamos guiar por Vanessa y nos dieron a probar la Hamburguesa de Buey, elaborada con 170 gramos de carne 100% de buey fileteada, tortita de patata, lechuga y una fantástica salsa de mostaza, pimienta y setas entre un pan clásico de semillas.

Hamburguesa "La Brie"

Hamburguesa “La Brie”

Y La Brie con carne 100% rubia gallega (en el mismo tamaño), queso brie fundido, confitura de higos y uvas y chips de zanahoria. El pan es artesano de cerveza negra. Nos quedamos con la de Brie y con ganas de probar La Gansa que viene con un medallón de foie a la plancha de pecado mortal guloso. Asique ya estamos volviendo.

Para el momento dulce volvimos a dejarnos guiar y nos asombraron con una Panna Cotta de coco con galleta de chocolate servida en tarrito de cristal recordando los antiguos yogures y tienes que romper la galleta e introducirla dentro, un gustazo, y un postre exquisito de Mousse de maracuyá con crumble de almendras que te preparan en la mesa, todo un espectáculo que nos hizo disfrutar como auténticos niños y por lo que recomendamos su obligada cata cuando os paséis por La Bistroteca.

Y es que La Bistroteca es el restaurante ideal para desconectar y disfrutar después de un día de trabajo, un local elegante y con una relación calidad-precio realmente muy competitiva (25-30 euros por persona). Un sitio donde estamos seguros podréis crear momentos mágicos con vuestros acompañantes y con la certeza de que os quedaréis con ganas de más, como nosotros, y tendréis que volver a probar más platos de su carta.

Si quieres conocer el baño de La Bistroteca, pincha aquí.

Si te ha gustado, compártelo

Restaurantes