Por Mesade2

13 Julio, 2016

0 Comentarios

OKASHI SANDA. EL AUTENTICO RESTAURANTE JAPONES PARA CELIACOS

Okashi Sanda

Nos encanta la comida japonesa y Okashi Sanda es nuestro emblema. Desde nuestros primeros pasos como pareja gastronómica hemos disfrutado de muchos restaurantes que abanderan la comida tradicional japonesa. En esos momentos, no caíamos en el error que cometíamos ya que dábamos por hecho que en Japón se comía de manera habitual makis y sushi como si en España sólo se comiera diariamente tortilla de patata y jamón ibérico.

Okashi Sanda es de los pocos restaurantes que ofrece comida japonesa auténtica, la tradicional y casera que podemos encontrar en cualquier pueblo del país nipón. Recetas que se trajo y perfeccionó su propietaria y chef Tamara Ishihara de su ciudad natal llamada Sanda, ciudad de la prefectura de Hyogo, cuna de la tan afamada carne de Kobe que en tantos sitios nos intentan colar como original.

La chef Tamara Ishihara

La chef Tamara Ishihara

Hace siete años la chef Ishihara decidió que quería abrir un espacio donde la gente pudiera probar y disfrutar de los platos que ella comía de pequeña. Y así nació Okashi Sanda del juego de las palabras Okashi que significa “dulce” y Sanda que es la región donde se crío Tamara.

Pero Tamara y su restaurante crecen en éxito y su local ubicado en La Latina se les quedó pequeño asi que decidieron dar el salto a su nueva ubicación en la calle San Vicente Ferrer 22 en pleno barrio de Malasaña.

Podríamos decir que después de nuestra visita, aparte de un local más grande y una nueva decoración muy colorida basada en el impacto visual, incluidas fotos de infancia de Tamara y dibujos japoneses, todo parece seguir igual. Pero en realidad, en Okashi Sanda algo ha cambiado porque Tamara sigue trabajando duro para cambiar recetas de sus platos de toda la vida, un proceso muy laborioso. Un cambio muy importante ya que su comida ahora es sin gluten (con un par de excepciones) y lo que ha hecho es que Okashi Sanda sea considerado el primer restaurante japonés apto para celiacos de la Comunidad de Madrid por la FACE (Federación de Asociaciones de Celíacos de España). Este cambio se ha producido por un episodio ocurrido en el seno familiar de la chef que le ha hecho replantearse los ingredientes que usa en sus platos para conseguir que sean más saludables y ya os podéis imaginar lo que ha supuesto reformular sus recetas para que no varíen los sabores y sigan siendo un referente en Madrid. Desde aquí podemos afirmar que lo ha conseguido sin dudarlo.

Nosotros, aunque nos dejamos guiar por un genial jefe de sala como Leo Cabanillas , mano derecha de Tamara y culpable de parte del éxito de Okashi Sanda, siempre pedimos nuestros platos preferidos de este templo gastronómico tradicional japonés que os describimos a continuación.

Comenzamos por supuesto con nuestros adorados Takoyakis, uno de los platos emblemáticos de las ferias y fiestas japonesas. Son unas magníficas y deliciosas bolitas rellenas de pulpo hechas en el momento que sin duda os recomendamos. Para maridar estos manjares optamos por un Mojito-Sake que su nombre lo dice todo, ideal para este clima veraniego por lo refrescante del trago y nada fuerte para los que al leer sake piensen que será algo muy alcohólico.

Takoyakis

Takoyakis

Continuamos con las Kabocha Korokke, unas croquetas de calabaza que nos aporta un sabor muy diferente al habitual en una croqueta con una perfecta textura e intenso sabor. También recomendamos que las probéis.

Seguimos con Tori no Karaage, que es pollo frito al estilo japonés. Delicioso y deshuesado de tal forma que podéis comerlo, eso si siempre con palillos, de 2 bocados sin problemas. Es puro vicio porque no ves el momento de dejar de comerlo ya que su sabor es adictivo.

Para terminar con un toque dulce optamos por un Brownie con helado de té verde que confesamos nos hizo usar el dedo para apurar hasta el último resquicio en el plato. Y recordamos que es un postre apto para celiacos.

Sin duda Tamara, y Okashi Sanda de su mano, han dado un salto cualitativo hacia arriba, adaptando su cocina a una nueva filosofía de vida llevada a sus fogones, modificando recetas tradicionales y con ingredientes frescos, como cualquier ama de casa prepararía en su  だいどころ”daidokoro” (cocina en japonés). Se trata además de un restaurante japonés asequible con un ticket medio de 25 euros.

Nosotros volveremos muy pronto para ser recibidos por su perrita y por la sonrisa de Tamara que intuimos será referente para muchos cocineros y un ejemplo a seguir en el mundo de la cocina sin gluten. ¡Enhorabuena equipo!