Por Mesade2

10 Mayo, 2016

0 Comentarios

BODEGA OTAZU. HISTORIA, ARTE Y VINO

Hace unos días tuvimos la suerte de conocer El Señorio de Otazu, a pocos kilómetros de Pamplona, en el muncipio de Etxauri, donde la familia Penso arrancó en 1991 este proyecto que no dejará indiferente a nadie y ha permitido rescatar del olvido la Bodega Otazu. Una experiencia de la que disfrutamos tanto que queremos compartir contigo y que si puedes tú también la vivas.

El Señorío no sólo te narra maravillosas historias a través de sus viñedos sino que es, en sí mismo, un paseo por la historia y por el arte. En él podemos ver y disfrutar en exclusiva de la iglesia románica de San Estebán, con algún que otro misterio en su interior, y del palacio renacentista del S.XVI ajeno a las almenas y muros de guerra, mansión de reposo, de gusto refinado y selecto. Y es que en la actualidad, el Señorio de Otazu ha recuperado una actividad que se remonta al siglo XII cuya herencia quiere preservar; se ha recogido el testigo y la herencia de sus primeros habitantes en la baja Edad Media cuando el vino no faltaba en ninguna mesa.

Cuando hablamos de Bodega Otazu podemos asegurar que es el viñedo de uva tinta más al Norte de España por latitud. Todos los granos que son introducidos en Bodega Otazu proceden de su propia finca: 110,2 hectáreas de viñedo que constituyen la fuente exclusiva para la elaboración de una singular oferta de vinos de gran personalidad.

Desde el 2009, Bodega Otazu es una de las 14 bodegas en España que cuenta con el reconocimiento de calidad de “Vino de Pago”, máxima categoría que puede obtener un viñedo y que les permite elaborar vinos bajo su propia Denominación de Origen Protegida Pago de Otazu.

Llegados a este punto queremos poner nombres a las personas que nos explicaron, guiaron y ayudaron a vivir estos días llenos de emociones. Resaltar la perfecta recepción que nos dio Lise Boursier que se ocupó de enseñarnos los mágicos rincones del Señorio de Otazu. En la visita pudimos ver el Museo del Vino que han creado para los visitantes y la multitud de obras de arte contemporáneo, tanto en el exterior como en el interior, de los diferentes edificios que componen el Señorio de Otazu. Como dice Guillermo Penso, director de la Bodega Otazu: “el arte corteja al vino y viceversa”. Imaginaros obras de todo tipo, arte que te dejará asombrado y que por un momento te llevará al mejor de los museos contemporáneos, llegándote a olvidar que estás en una bodega.

La mención especial de la visita recae en José Luis Ruíz, enólogo y director técnico de Bodega Otazu, que como al mejor de los futbolistas, la familia Penso fichó a este genio del vino a unirse a un proyecto lleno de pasión. Gracias a José Luis, que aterrizó en Otazu en 2013, y al estudio de ortofotos desde el año 1950 pudieron apreciar que había diferentes composiciones de tierra en la Bodega, por lo que empezaron a hacer cal y catas de cada parcela que llevo a que después de tres años, y junto al laboratorio y microelaboraciones realizadas en la bodega, hayan realizado un segundo y nuevo mapa de suelo clasificando las parcelas de categoría 1 a 4. Proyecto muy a largo plazo para conseguir que Otazu dentro de 15-20 años no sea una buena bodega, que ya lo es, sino una bodega de referencia nacional y la base que sustente esa categoría será el terroir.

Jose Luís fue el encargado de enseñarnos los viñedos. Pudimos ver los primeros brotes de una nueva cosecha. Todo el viñedo tiene cubierta vegetal (hierba) porque es un controlador de vigor que crea una competencia con la humedad que ayuda a que el viñedo no tenga humedad excesiva. Todos los viñedos en Otazu tienen una orientación Norte Sur porque se busca aprovechar tanto el sol de la mañana como su huida por la tarde para que ambos lados de la viña sean acariciados por el astro rey.

Bodega Otazu

Todo el cultivo está en formato de espaldera. Disponen de variedades: Chardonnay, Merlot, Cabernet Suavignon y Tempranillo -la única que no es de origen francés condicionadas por el clima. José Luis nos mostró lo que nos pareció algo soberbio, la bodega que ellos han llamado La Catedral del Vino, donde se encuentran todas barricas. Y es que en 1998 se construyó esta nueva bodega que comunica con la antigua, con más de 150 años, y que a su vez también ha sido remodelada. La nueva bodega yace solemne como las naves de nuestras catedrales, pero con el recogimiento y la penumbra sigilosa de los primitivos monasterios románicos donde duermen miles de barricas de roble francés acunadas por el suave hilo musical propio de una liturgia. No os queremos contar muchos secretos del vino, que están por llegar, pero José Luis nos regaló una experiencia que jamás habríamos experimentado que no fue otra que hacer una cata directa desde barricas del mismo vino en diferentes añadas aún fermentando en barrica, vamos una auténtica cata vertical en toda regla pero con un producto que aún no está en el mercado, un lujazo que agradecemos a este mago del vino.

Para Bodega Otazu, el turismo enológico trasciende de la mera visita. Para ellos, dicho turismo es un conjunto de experiencias singulares que se quedan grabadas por siempre en la memoria del visitante. Cada experiencia es un catalizador de emociones cuya única finalidad es ser disfrutado y compartido. Enoturismo no es simplemente catar vinos, sino que para Bodega Otazu es un concepto que contiene un universo que engloba historia, cultura, arte, naturaleza, terroir y emociones, y nosotros así pudimos vivirlo y disfrutarlo.

La magia de la Bodega puede disfrutarse a través de visitas, catas, comidas o eventos personalizados como bodas o reuniones de empresas. Os contamos algún detalle de algunas de las experiencias que se pueden disfrutar, aunque aún hay muchas más:

 

VISITAS Y CATAS. EXPERIENCIAS GRUPALES

 

EXPERIENCIA “PAGO DE OTAZU” + CATA 2 VINOS

 

Un recorrido de 90 minutos para conocer en profundidad la historia de la bodega, su edificio antiguo convertido en museo del vino y su bodega antigua reconvertida en galería de arte contemporáneo con obras de prestigiosos artistas internacionales. También se podrá descubrir la actual zona de elaboración donde destaca la magnífica sala de barricas subterránea, conocida como la “catedral del vino” y referente arquitectónico a nivel internacional y la cripta de botellas.

La visita termina con una cata de 2 vinos.

Desde bodega se encargan de crear grupos de entre 10-22 personas. El coste de la experiencia es de 18,95€ por persona.

 

EXPERIENCIA “SEÑORÍO DE OTAZU” + CATA 3 VINOS

 

Un recorrido de 120 minutos que además de la visita “PAGO DE OTAZU” incluye un paseo por el histórico Señorío, el cual integra una iglesia románica del siglo XII, una torre de defensa del siglo XIV y el Palacio Cabo de Armería del siglo XVI. De camino a la bodega, se puede apreciar los viñedos calificados con la máxima certificación: Denominación PAGO DE OTAZU.

La visita incluye la cata de 3 vinos.

Desde bodega se encargan de crear grupos de entre 10-22 personas. El coste de la

experiencia es de 23,95€ por persona.

Puedes añadir más vinos a su cata desde los 3 a 25 euros/persona.

Bodega Otazu

EXPERIENCIA “CATA MARIDAJE”

La mejor forma de disfrutar de los vinos de Otazu es a través de una experiencia culinaria estimulante que logra una armonía entre la particular complejidad de cada uno de nuestros vinos, y una propuesta gastronómica moderna perfectamente concebida para que el visitante se deje llevar en una experiencia sensorial inigualable.

Se ofrece la posibilidad de acompañar 6 o 7 vinos. Cada vino será maridado con un pintxo que resalte y combine sabores y texturas.

El coste de esta experiencia es de:

  • Cata de 6 vinos & 6 pintxos: 49,70 € por persona
  • Cata de 7 vinos & 7 pintxos: 83,50 € por persona

 

 

* Grupo mínimo de 30 personas

 

BODAS EN BODEGA OTAZU

Bodega Otazu es un entorno idílico para celebrar bodas. Un lugar donde el patrimonio artístico, el arte contemporáneo y la arquitectura vanguardista constituyan un retrato permanente. Donde el culto a la naturaleza se concrete en un grandioso viñedo. Bodega Otazu es un hábitat natural para las emociones.

Un entorno con sabor a vino, arte, cultura, y a su historia.

Ofrecen la posibilidad de celebrar una boda de ensueño, en un lugar especial y totalmente personalizada a su gusto para que este día sea único. Ceremonia civil o religiosa en su iglesia románica San Esteban del siglo XII, comida de boda servida por nuestro servicio de restauración Bb Otazu, reportaje de fotos, etc. Una celebración única, llena de encanto con unas vistas espectaculares.

Nosotros pudimos probar parte de su catering de bodas y sólo os podemos decir, que teniendo en cuenta el lugar idílico y la calidad de lo degustado, nos casaríamos allí sin pensarlo, y por supuesto que recomendamos que así lo hagan los interesados en un marco incomparable y único.

 

Dentro de la oferta que ofrece al cliente Bodega Otazu hay gran variedad de experiencias, os aconsejamos entrar en su web y poder mirar las diferentes opciones de escapadas singulares que van desde alojamientos o comidas en sitios muy especiales, a un picnic entre los viñedos de la bodega. E incluso Bodega Otazu te da la opción de vivir la experiencia de cosechar, recogiendo la uva a mano y elaborar tu propio mosto. También cuentan con experiencias VIP para grandes grupos, vuelos en helicóptero sobrevolando sus viñedos y múltiples packs. Como estaréis imaginando la infinidad de opciones cubre todo tipo de registros y sueños, sueños porque todo lo que rodea la Bodega Otazu es mágia. Sólo nos queda aconsejaros que vengáis a visitar esta bodega porque sin duda viviréis momentos que os quedarán en la retina y memoria por mucho tiempo y dar gracias, de nuevo, al equipo de Otazu (Alejandra, Raquel, servicio de cocina y sala) que nos han regalado un master del vino que no tiene precio y que nos hace sentir unos auténticos privilegiados.

Para más información y reservas contactar con:

Lise Boursier

lbouriser@otazu.com

948 329 200 / 646 055 127

Bodega Otazu. Señorío de Otazu s/n. Etxauri (Navarra)

www.otazu.com

Si te ha gustado, compártelo

Escapadas