Por Mesade2

19 Junio, 2015

2 Comentarios

STEAKBURGER BAR. NACHOS Y CARNE ON THE TOP

En el número 73 de la Calle Fuencarral se encuentra uno de los cuatro restaurantes que tiene SteakBurger Bar en Madrid. Y no hablo de cadenas ni franquicias porque por ahora, dados los niveles de exigencia de calidad que quieren mantener los socios fundadores no han encontrado a nadie para que lleven la marca más allá. Nos recibe Joaquín, uno de los socios, que nos descubre muchos detalles como que están a punto de abrir un quinto local en la zona de Azca. Ya tienen serias propuestas para Valencia, Sevilla, Barcelona y Zaragoza, siendo esta última ciudad donde han encontrado al proyecto y personas de garantía para abrir la primera franquicia.

SteakBurger Bar lleva abierto desde el 2011 y cada 8-9 meses hacen cambios importantes en su carta siempre en búsqueda de un paso más de calidad en sus elaboraciones para satisfacer y sorprender a sus clientes. Por ese motivo estamos en el restaurante para dar nuestra opinión sobre estos nuevos platos de la carta.

El local tiene una cuidada decoración. A la izquierda puedes ver un pequeño jardín vertical en su pared donde se puede leer la palabra orgánic jugando con el toque del ladrillo visto del resto del local. Lámparas colgantes de techo que dan el toque de luz naranja cálida para todo el local.

Nos han preparado una hoja a modo de encuesta para que describamos nuestras sensaciones sobre los platos y así comenzamos después de tomarnos un buen mojito mientras empieza el desfile interminable de platos.

La carne, nos cuenta Joaquín, proviene de LA FINCA de Jiménez Barbero en Colmenar del Arroyo (Madrid), uno de los distribuidores de carne con más garantía de calidad del panorama español. Fuera de estereotipos o ideas fijas, en LA FINCA se usa el mestizaje para complementar las razas en búsqueda de la calidad suprema. Actualmente están mezclando la Avileña, Retinta o Charolesa francesa entre otras.

 

Tataki de Ternera “La Finca”

Tataki de Ternera “La Finca”

Comenzamos el pase con el Tataki de Ternera “La Finca”.  La carne tenía un sabor espectacular, intenso. Uno de los pilares del restaurante aparte de la carne son las salsas caseras pero en esta ocasión, la elaborada con el propio jugo de la carne que la acompañaba, apenas la probamos ya que casi era pecado mezclar esa carne con nada. Muy recomendable si os decidís visitarles. Una de las cosas que nos llamó la atención es que nos sirvieron el tataki algo más grueso de lo normal, grosor que no va a corresponder con la que ponen en los platos habituales

Nachos & Cheese

Nachos & Cheese

Siguiente entrante, Nachos & Cheese. Cansados de encontrar esos nachos en los que después de comerte la parte de arriba solo quedan los “doritos” con el queso reseco, estos en cambio eran jugosos y con un toque de picante muy acertado que nunca habíamos saboreado gracias a los chiles negros y rojos que llevaban junto al cheddar, fruto de la “vuelta” que han dado para mantenerlos y mejorarlos en carta. Tenemos que decir que hasta ahora los Nachos “con todo” del Hard Rock de Madrid eran nuestro top para este plato pero estos le han arrebatado el lugar. Pedirlos sin duda.

New Jack Burger

New Jack Burger

Momento de la primera hamburguesa en SteakBurger Bar, la New Jack Burger. Perfecto punto de la carne para alguien que le gusta la carne poco hecha, de hecho es tal la calidad de la carne que creo que pedirla más hecha es casi pecado. No necesita salsa adicional. Lleva bacon, lechuga, tomate natural, queso. Destacar la calidad del pan elaborado por ellos mismos que soporta el peso de esta maravilla sin que se rompa a la mitad de la degustación. Las patatas fritas caseras que acompañaban al “bicho” estaban a la altura.

Nos siguieron cebando como a las vacas de LA FINCA con The Rib Sandwich. Aquí aparece la tan presente en hamburguesas de última creación, la carne mechada. Es complicado combinar esta carne porque puede pecar de hacerse muy pesada en boca pero aquí la ponen con una salsa casera barbacoa que hace que cada bocado sea muy jugoso y nos atrevemos a decir que la salsa BBQ es de las mejores que hemos probado en mucho tiempo. Sólo aptos para amantes de la salsa BBQ porque está muy presente en el sándwich.

Llegados a este punto, os podéis imaginar que estábamos como el buche lleno pero aún nos quedaba el Grill Chicken Burger, una hamburguesa con pechuga de pollo a la parrilla, huevos, bacon y especias cajún. Aunque la jugosidad de cada bocado es importante debido a la mahonesa casera de bourbon consideramos que es un plato con una calidad por debajo del resto de los platos probados hasta el momento. Asique recomendamos sin duda antes que las hamburguesas de pollo, las de carne de ternera que están espectaculares.

Y para terminar antes del postre, un plato muy importante para la carta de SteakBurger Bar el Entrecot de vaca “La Finca”. Sabiendo que la carne del SteakBurger es de gran calidad consideramos que la sirvieron muy pasada. Creemos que tienen que cuidar más el punto de cómo sirven un plato que debe ser su carta de presentación para que no pierda sus matices. Así se lo trasladamos y nos dijeron que apuntaban y que trabajarían para que se convierta en un plato de 10.

Cookie

Cookie

Y para acabar de matarnos comiendo, nos trajeron de postre la Cookie. Digamos que es un postre muy particular, a nuestro gusto rica, un pelín empalagosa y muy intensa de sabor. La presentación es curiosa, en una sartén de hierro. Si te gusta el dulce potente nosotros la aconsejamos y así podéis juzgar vosotros.

En general, el trato de lugar nos encantó y las carnes están muy ricas pero deben tener cuidado con las salsas sobre todo cuando ya vienen aderezadas en la propia carne sin dar opción a ponerlas al gusto. Con cosas muy buenas, y algunas que mejorar, nosotros volveremos esperando que hayan tomado nota de todas las recomendaciones para que llegue a ser un sitio top de carne y hamburguesas.

 

Por sus baños le conoceréis….Cuando estás en un local que cuida muchos los detalles en su sala esperas que tan cuidada decoración llegue a todos sus rincones. Al fondo del local tras pasar por toda la sala te topas con un gran mueble que parecen cajas de seguridad muy antiguas. Unas puertas marrones con distintivos de sexo en dorado te indica porque puerta entrar. Es curioso que cuando le dijimos a un camarero que hablamos de baños de restaurantes nos dijera que este estaba chulo. Consideramos que lejos de ser un baño cuidado y chulo la verdad es que es bastante pequeño y con poco gusto. ¡Chicos! Con lo chulo y bien ambientado que tenéis el local… tenéis que trasladar vuestra alegría y chispa y ese estilo cowboy a los baños… que entonces ya los clientes fliparán. Un lavabo blanco junto a una papelera metálica que no dan pistas de donde estás. Lo único que le da algo de margen a este baño es un par de láminas que le dan un toque de modernidad.

Si te ha gustado, compártelo

Restaurantes